En otras localidades, la sopa de galeras se hace más en colorado, con tomate y pimiento, por ejemplo. Pero en Chipiona se elabora en blanco y el sabor de la sopa es exquisito, mucho más puro y muy marinero. 

Es un plato típico que sabe a mar y pueden probarlo muy bueno en la zona, por ejemplo, en Casa Paco (taberna marinera situada en el Puerto Deportivo de Chipiona). Si quieren probarlo en una versión distinta (tampoco está mal), una buena opción es La Gitana (Plaza Cabildo, Sanlúcar). No obstante, no siempre tienen estos platos en la carta ya que depende de que haya género en la lonja y eso va por temporadas.

Tradicionalmente se ha asociado a Sanlúcar, quizá porque es una ciudad más grande con mucha tradición gastronómica que sabe exportar lo bueno de sus fogones, pero este plato ha sido elaborado desde muy antiguo en Chipiona y es muy habitual en casas de gente humilde. No en vano, la sopa se compone principalmente de pan y caldo de galeras. Se suele decir, cuando hay galeras que vienen no muy llenas que son (como pasa con las gambas), muy buenas para caldo. Desde luego que, si tienen galeras buenas (con coral incluido) no va a pasar nada porque aprovechen el caldo para hacer sopa. ¡Muy al contrario, de lo bueno siempre sale bueno!

La galera fue durante mucho tiempo un marisco poco valorado, pero el paso del tiempo la ha puesto en su lugar y hoy es reconocido como un auténtico manjar (aunque no tan extendido como la gamba o la cigala) y aunque es menos apetecible en su apariencia externa es de una carne extremadamente sabrosa. Puede comerse cocida (lo más habitual), pero también a la plancha con sal.

© El Faro de la Jument Más artículos...

Otros artículos que pueden interesarte

El Faro de la Jument

Web: El faro de la Jument

Facebook: FanPage El Faro de la Jument

El Faro de la Jument es una bitácora de viajes de la bloguera chipionera Teresa Lorenzo, integrada en el grupo Andalucía Travel Bloggers.