En los últimos tiempos han proliferado, amparados en el aparente vacío legal que Facebook proporciona, una gran cantidad de cuentas falsas o anónimas, como también suelen denominarse. Muchos nos preguntamos por qué Facebook no establece un control más exhaustivo y elimina estas cuentas, cuyos nombres incumplen claramente la política por ellos mismos establecida.

Según mi percepción, existen varios motivos para que Facebook no elimine cuentas cuyos nombres van desde "Gaditano Justificero" hasta "Kill Laputa España".

Desde que Facebook pasó los 1.000 millones de usuarios (ya ronda los 2.000), el poder de masas que adquirió, principalmente alimentado por la sensación de que en 140 caracteres era imposible decirlo todo, como pregonaba su competidor, suavizó su comportamiento frente a las "fake accounts". Antes, demostrar que una cuenta incumplía las normas era bastante fácil y recibía rápida respuesta en forma de eliminación o bloqueo de la cuenta. Hoy en día simplemente te invitan a bloquear a esa persona sin ni siquiera entrar a considerar si realmente está sorteando los mecanismos de control que el propio Facebook establece.

A la hora de vender acciones, no es lo mismo considerar que se tiene un número de usuarios mil millonario o simplemente unos cientos de millones

La segunda razón es que su espíritu de control adolece de ejecución en la realidad: Cuando una cuenta falsa es borrada, 10 aparecen, sin aparente control por su parte hasta que vuelven a ser denunciadas de forma reiterada.

En definitiva, ¿interesa a Facebook eliminar cuentas falsas? Mi opinión es que no. Al menos desde que se ha convertido en la mayor máquina publicitaria de la historia, convirtiendo en pingües e inmorales cantidades de dinero esa publicidad, haciendo que miles de empresas apuesten por exponer sus productos y gastar su presupuesto de marketing en sus anuncios en línea.

Pero nosotros como usuarios y esas mismas empresas, como entes sostenedores del propio sistema, deberíamos exigir más control: Control para impedir la comisión de delitos por parte de personas no identificadas, control para impedir que nuestro presupuesto vaya a mostrarse frente a un espejo vacío y, por supuesto, control para cumplir con su propia ideología empresarial: Que su web, que sus aplicaciones, cubran una necesidad de comunicación y no que dejen desvalido a aquel que viaja por sus páginas

Aquí varios enlaces interesantes:

Agustín Lorenzo

Web: Chipiona.city

Facebook: Muro particular

Técnico Superior en DAW, Webmaster, Experto Universitario en E-Learning por la UNED y la US. Apasionado de las Technews.